Principios y valores

La presencia del Colegio IETA Nuestra Señora del Rosario en Boavita tiene como fin motivar, orientar y proyectar la formación integral de una persona libre, responsable, creativa e inteligente, capaz de asumir conscientemente su proceso de autoformación, como hijo de Dios; hábil para participar solidariamente en la construcción de una sociedad justa y democrática  y capaz de comprometerse en relación armónica con su medio ambiente.

Su lema es: VERDAD, VIRTUD Y CIENCIA.

Mis valores rosaristas

Libertad

Decido como actuar a voluntad sin restricciones, respetando mi propia concienca y el deber ser en las diferentes situaciones.

Respeto

Comprendo la diversidad humana, las diferentes realidades y condiciones de cada persona.

Amor

Es la fuerza, la paz, la tranquilidad y la alegria que me impulsa al hacer y al desarrollo de la inteligencia emocional.

Transcendencia

Me reconozco como ser mortal que transpone fronteras y supera barreras. Muestro espiritualidad recomociendo a Dios como SER ABSOLUTO.

Responsabilidad

Cumplo con las obligaciones, decido y asumo las consecuencias.

Principios educativos

Transformadora y dinamizadora:

la educación exige el saber, el saber ser y el saber hacer, conllevando al descubrimiento de la verdad.

Personalizante:

cada persona posee su originalidad, autonomia y libertad.

Evangelizadora:

desarrollar en la persona valores humanos cristianos.

Socializadora:

la persona realiza la participación en solidaridad, gratuidad y comunión.

Humanizante:

potencializar inteligencia, voluntad y acción.

Integral y proyectiva:

capacitar para el trabajo satisfaciendo necesidades y expectativas del individuo y de la sociedad.

Liberadora:

la persona construye historia, analiza su cultura, genera participación y practica justicia.

Filosofía rosarista

«Animar, orientar y acompañar con espiritu evangélico la promoción del desarrollo integral de las personas de cada uno de los (las) estudiantes a travez del desarrollo de competencias con miras a una formación en valores, capaz de asumir convenientemente su proceso autoformativo, que participe solidariamente en la construcción de una sociedad justa, civilizada, democrática y participativa; comprometida en la relacion armónica con su meido escolar, familiar, social y natural», es decir, una educación que desde la opción por la vida integre el desarrollo de la personalidad, la formación trascendente y el cambio social que requiere el país.